Este fue mi mensaje de navidad en diciembre del 2011. Empezaba con…

Estas navidades habrás recibido muchos mensajes, incluso ofertas y promociones de quienes aprovechan estas fechas en su negocio. A mi, sinceramente, sólo me apetece decirte algo desde el corazón, aquí está mi mensaje:

Creo en ti.

Creo en tu capacidad de adaptación.

Como ser humano, eres un tesoro, una mina de conocimiento.

Sé que puedes ayudar a muchas personas que lo necesitan.

Sé que puedes lograr la prosperidad en tu vida desafiando todas las malas noticias.

Tienes la libertad de decidir tu destino.

Sé que estás bombardeado con malas noticias, que te hablan de la crisis, que te dicen que no puedes, que te dicen que no actúes. Dicen que son tiempos difíciles y es seguro que muchos están sufriendo en este momento de cambio. Pero también sé que tú puedes transformar esta situación y hacer de la dificultad un tesoro. Que estás aprendiendo y puedes ayudar a muchas personas. Sé que ayudando a los demás puedes generar riqueza. Sé que cuando aumente la prosperidad podrás disfrutar y dar más. Estoy convencido de que este mismo año puedes lograr tu sueño y beneficiar a los demás en el camino. Sé que tú puedes.

Te repito; creo en ti!!!

arbol

Creo en tu fuerza felina capaz de tranformar cualquier situación

Y porque creo en ti y sé que el universo escucha tu mente, te sugiero que estos días reflexiones qué quieres conseguir el próximo año. Que te marques objetivos profesionales y personales,  que te prepares para alcanzarlos, que pidas lo que necesitas porque estoy seguro de que te va a llegar si lo lanzas al universo.

Esto es lo que me sale del corazón al pensar en tí. Es verdad que este mensaje lo lanzo al aire a todas las personas que me siguen por Internet o que casualmente lleguen a él. Pero quiero que sepas que yo no escribo a una multitud sino te escribo a tí, de forma personal y con agradecimiento del corazón por tomar el tiempo en leer estas palabras.

¡Feliz Navidad!

Miquel

¡Súmate a mi mensaje y deja un comentario positivo!