El problema más común que tienen mis clientes es la pérdida de foco. Tienen mil ideas, mil objetivos y están atrapados en una red de oportunidades que no les deja hacer nada. Sí, las ideas pueden ser tu principal enemigo si no dominas tu mente.

¿Es tu caso?

Tu creatividad es tu enemigo

Te advierto que soy amante de la creatividad. Vengo de una familia de artistas y considero que la herencia que he tenido, basada en la creatividad, es una de las cosas más buenas que he recibido.

La creatividad es esencial, es la semilla de todo progreso… PERO… muy a menudo, la creatividad se convierte en tu mayor enemigo. Tu mente crea y crea nuevas posibilidades y te impide avanzar.

Lo conozco muy bien porque he tenido este problema y, a pesar que creo que estoy fuera de él, tengo que cuidarme de no recaer.

Cómo surge el problema

erferf

Si das un paso en la dirección de cada idea nueva que surge en tu mente, nunca vas a ir más lejos de este primer paso. Las ideas son esenciales, el problema es que para lograr el éxito no se necesitan muchas ideas, sino aplicar unas pocas.

Fíjate cómo aparece el problema: en tu mente surge una nueva idea, esta idea se apodera de ti, acelera tu corazón y nubla tu mente. Las ideas anteriores pierden su brillo y ésta parece ser la solución a todo y, finalmente, lo paralizas todo para seguir esta idea, frenando así tu progreso.

Das los primeros pasos con tu nueva idea pero… terminas reiniciando el ciclo con una nueva idea.

Cómo dominar tu mente

Como ves, si tu mente genera 5 buenas ideas cada día, tienes un problema. Lo tienes incluso con una buena idea cada semana. Pero bueno, en realidad esto no es exacto. El problema surge cuando intentas seguir todas estas ideas que surgen de tu mente.

Sólo deberías dedicar tu tiempo a las ideas que puedas desarrollar hasta el final. Yo soy partidario de usar al máximo las ideas que surgen, probar, probar y probar. Pero una prueba supone un proceso largo.

No se hace con un solo paso, sino que requiere cierta paciencia, método, disciplina, tiempo y esfuerzo. Si no eres capaz de dedicar todo esto a cada una de tus ideas, deberás escoger cuál de ellas vas a probar y cuáles a rechazar completamente. Sé que es un proceso doloroso, pero olvídate de la mayoría de tus ideas.

Steve Jobs dijo:
Es tan importante lo que escoges como lo que rechazas

Sólo te sirven las ideas que desarrollas hasta el final

El fruto de una idea no está en planar su semilla, sino en regarla y dejar que crezca hasta su madurez. Por lo tanto, debes reservar tu energía para nutrir tus ideas hasta el final y olvidarte de plantar nuevas ideas cada vez que surjan de tu mente.

Es importante tomar consciencia de este proceso para ser muy selectivo en lo que aplicas y en lo que pruebas.

“El fruto de una idea no está en plantar su semilla, sino en regarla y dejar que crezca hasta la madurez”

Ejemplos de errores en los que puedes caer

-> Apuntarse a todas las redes sociales que aparecen puede parecer una idea atractiva, pero si no desarrollas una estrategia clara y la mantienes de forma prolongada en cada una de tus redes sociales, no te servirá de nada perder el tiempo con esto.

-> Formarte en mil temas dispares es goloso para tu mente. Pero si no aplicas hasta el final cada una de las formaciones que ya tienes, no te sirve de nada adquirir nuevos conocimientos.

-> Ofrecer diferentes servicios a tus clientes parece una estrategia válida. Pero de poco sirve si no los vendes de forma adecuada o si, cuando los vendes, no tienes establecida una forma de dar el servicio que sea eficaz, eficiente y que dé el resultado esperado, tanto para ti como para tu cliente.

¿Se te ocurren otros errores?

A mi sí, la verdad es que tengo muchas otras ideas al respecto, pero te dejaré a ti que sigas el post con un comentario.

Venga, toma un minuto y anímate a descubrir conmigo los engaños y las trampas que nos lanza nuestra mente. Deja un comentario aportando tu experiencia sobre el tema.