PÁGINA 1/2

ÉXITO

Si permaneces conmigo de principio a fin de estas páginas, te prometo que cambiarás tu visión de la productividad y el éxito.

Es importante que mantengas la concentración y el foco para que surjan los momentos de comprensión profunda que te permitirán toma acción y hacer los cambios que necesitas para que tu vida sea más feliz

Para empezar el viaje, conoceremos una isla.

Es el lugar donde llegarás si sigues el método que te presentaré.

¡Empezamos el viaje!

Veamos la isla soñada por muchos, la llaman ISLA DEL ÉXITO.

En ella puedes vivir sin trabajar o trabajar por pura pasión.

El tiempo tiene valor y es tuyo en esa tierra.

Es un lugar donde los frutos están maduros y lo único que hay que hacer es recogerlos para disfrutarlos.

Hay más abundancia de la que sus habitantes pensaban merecer.

Cuando llegues, tendrás más y disfrutarás más de lo que imaginas, te lo prometo.

Cierra los ojos e imagina tu paraíso.

Quizás el tuyo está en lo alto de las montañas en el campo, o cerca del mar, o en la cima de un gran edificio.

¿Qué olor tiene?

¿Qué sabor sientes?

¿Qué sonido?

¿Qué notas en tu piel?

¿Cuál es la temperatura?

Un sabio dijo:

“El día en que tu mente conecte con este paraíso,
harás el primer paso para encontrar el camino.”

Déjate sentir…

Todos tenemos la imagen de esta isla paradisíaca.

Trabajamos para llegar un día a ella.

Pero pasa el tiempo y no la encontramos.

Y nos preguntamos…

¿Dónde están los frutos de tantas horas de trabajo?

¿Qué tenemos que hacer para llegar rápido a ese lugar?

¿Por qué el trabajo no da el fruto que espero?

Sabemos que para que nuestro trabajo dé resultados, tenemos que ser productivos pero…

¿Qué es la productividad?

¿Cómo la productividad conduce al éxito?

¿Cómo llego a la isla prometida?

Te prometo que tendrás respuesta a todas estas preguntas.

Además, te enseñaré los trucos, métodos y sistemas para que seas productivo y vayas rápido a este lugar de forma eficaz y eficiente.

Si cambias la forma en que trabajas, te convertirás en la mejor versión de ti y serás feliz. Pero antes tenemos que afrontar y analizar la realidad actual para poderla transformar.

El problema obvio

Hay problemas obvios cuando hablamos de productividad.

  • Falta de concentración y foco
  • Desorganización, desorden y malos hábitos
  • Confusión sobre qué hay que hacer y cómo
  • Frustración, cansancio y pérdida de ilusión

Sabemos que la productividad es la clave del éxito, pero caemos en estos problemas.

Tengo una amiga que también está afectada por estos problemas.

Un día me mandó esta foto y me explicó que comía frente al ordenador:

Se sentía culpable y sin salida.

Trabajaba un montón de horas.

A menudo tenía que sacrificar lo más valioso para ella, sus propios valores, para hacer trabajos que odiaba.

El tiempo la tenía atrapada. Horas y más horas, y a final de mes, de nuevo con problemas para cubrir los gastos más esenciales.

Al final de sus monólogos siempre llegaba a la misma conclusión:

“Me tengo que organizar mejor,
me falta foco y concentración,
el mal rollo me impide trabajar bien”

Pero hay algo que no entendía, un problema oculto se escapaba de su análisis…

El problema oculto

Este problema es aún peor que los problemas aparentes de desorganización y falta de foco.

Si no lo conoces ni lo resuelves, puede que trabajes mucho y de forma eficaz, pero no tendrás frutos ni llegarás a tu isla del éxito.

Ahora que hemos visto el problema aparente, te toca a ti pensar.

Quiero que seas tú quien descubra el problema oculto.

Te presento a Carlos y Víctor, uno de ellos está afectado por él.

Te toca a ti descubrirlo

El día empieza y…

CARLOS se levanta temprano y tiene ya preparada la jornada. El día anterior preparó una lista ordenada con las tareas a realizar, ordenadas por prioridad.

Durante el café de la mañana, hace un repaso y se prepara mentalmente para tener la energía correcta ante los retos del día.

Empieza la jornada con la tarea más importante y enfocado, midiendo el tiempo que tarda en ejecutarla.

Con concentración la termina, la apunta en su sistema de registro y pasa a la siguiente tarea importante.

Después de una pausa, revisa el email con su sistema avanzado de orden, clasificación y ejecución rápida de tareas cortas.

Son las 13h y Carlos repasa con una leve sonrisa la lista de cosas hechas. Ha hecho un montón de cosas y se ha organizado para ser aún más eficaz en la sesión de la tarde.

Cerca de ese lugar ese mismo día…

VÍCTOR se levanta tranquilo cuando el cuerpo le despierta. Relajado, se sienta en la cama y observa su mente con tranquilidad y satisfacción.

Al levantarse hace unos estiramientos simples y sale a pasear. Deja divagar su mente relajada viendo el paisaje, escuchando el ruido del viento…

Al volver a casa, se toma un batido inmenso de vegetales y sale a tomar el café que tanto aprecia en un hotel de lujo que hay a 5 minutos en coche.

En un sofá del hotel, mientras observa el paisaje, reflexiona y toma notas de sus ideas. Sabe que tiene muchas cosas por hacer y por la tarde se va a poner con ellas, pero ahora su mente está concentrada con una única idea ¿Cómo podría evitar hacer estas cosa?

Son las 13h y Víctor ha tenido una idea, vuelve a casa con una leve sonrisa, por la tarde se pondrá a trabajar, pero algo ha cambiado en su plan inicial.

¿Quién llegará antes?

La isla prometida sigue en el mismo lugar.

Espera la llegada de Carlos y Víctor.

Pero…

¿Quién crees que se ha acercado más?

¿Cuál de ellos ha sido más productivo en su camino al éxito?

PD: Además de saber la respuesta al enigma del problema oculto, en la siguiente página te explicaré los dos tipos de éxito que existen y el camino para llegar al bueno y evitar el malo. Además, transformaremos la visión que tienes de la productividad y te explicaré el método que te puedo enseñar para que lo apliques en tu trabajo. Y también añadiré un regalo para ti al final de la página.

¿Seguimos?

-> Seguir