Muchas veces, cuando comenzamos con nuestro negocio digital o quizás hemos cambiado de sector, nos comienzan a surgir dudas. ¿Estoy llegando a la gente que quiero? ¿Les estoy ofreciendo realmente lo que necesitan?

Tanto en la Escuela como en los talleres presenciales o eventos son muchos los emprendedores que me han preguntado sobre esto. La verdad es que hay una serie de acciones a realizar que nos pueden resolver esas dudas, pero ojo, requieren trabajo y paciencia.

Hay grandes profesionales que son auténticos cracks en su trabajo pero no cuentan con autoridad o confianza dentro de las personas a las que se dirigen. Puedes tener grupos de Facebook de más de 200 o 300 personas con mucha interacción y, sin embargo, que muy pocas de esas personas acaben respondiendo a sus llamadas.

Las conversaciones, el futuro de tu negocio online

Para que eso cambie debes centrarte. El primer paso es llevar esa interacción al diálogo. Tienes que hablar con esas personas, y si es la primera toma de contacto con ellas, cuanto más personal sea mejor.

Desde entrevistas cara a cara a emplear la tecnología con programas como ZOOM, el móvil, los mails o incluso los chats pueden servirte también en este caso. En esas conversaciones conectas, demuestras tu autoridad y valor y ganas un tesoro muy importante: conocimiento.

Sabes las necesidades de esa gente que te sigue, les escuchas y ellos te escuchan. Aprendes de ellos y ellos aprenden de ti. El futuro de nuestros negocios está en esas conversaciones.

Contenido y valor, las otras 2 claves de los negocios digitales

Pero no sólo con la conversación te ganarás a esas personas. También tienes que generar valor, darles contenido e informaciones útiles para ellos. Todo ello lo sabrás, sabrás qué “tecla” tocar y cuáles son sus necesidades, gracias a las conversaciones previas que habréis tenido.

Mi buen amigo y miembro de la ENN Javier Barros dice que, además de informar y dar valor,  también es importante ser entretenido. Él emplea el humor y le ha ido muy bien. “Hay que romper el muro, la distancia que hay con los clientes”, dice.

Todo depende de cómo seas tú. Yo creo que debes ser tú mismo en esas conversaciones y así creerán en ti. Con ello generarás atracción para posicionarte y para ser deseable por tu público.

Con todo ello llegará un momento en el que ellos digan: “¡Guau! ¿Puedo hablar contigo? ¡Fantástico!”. Ese será el momento en el que cuentes con la autoridad y el reconocimiento adecuados dentro del grupo. Ahí tu marca personal habrá conseguido mucho valor.

WordPress Video Lightbox